FRACTURA DE CONDILO OCCIPITAL

FRACTURA DE CONDILO OCCIPITAL

FRACTURA DE CONDILO OCCIPITAL FRACTURA DE CONDILO OCCIPITAL FRACTURA DE CONDILO OCCIPITAL Imagen 1
FRACTURA DE CONDILO OCCIPITAL

 

 

FRACTURA DE CONDILO OCCIPITAL

Introducción

 

El occipucio forma gran parte de la porción del foramen magno y el cóndilo occipital es la porción del hueso occipital que se articula con las facetas articulares superiores de la primera vértebra cervical o también llamado Atlas. Las protuberancias óseas de los cóndilos son de forma semilunar, formando casi un arco de 180 grados y permitiendo un movimiento similar a una silla de mecer en la articulación con el Atlas. De forma lateral y ventral a los cóndilos se encuentra un agujero o foramen del par craneal XII por donde pasa el nervio hipogloso, el cual es susceptible a lesiones cuando se encuentran fracturas del cóndilo occipital.

 

Mecanismos de lesión y clasificación

 

Las fracturas de cóndilo occipital pueden ocurrir mediante diversos mecanismos, los tres principales son: la impactación o sobrecarga axial (Tipo I), dis-tracción o separación con avulsión (Tipo 3) y contusión craneal directa con fracturas asociadas. La clasificación clásica que se usa para el manejo es la descrita por Anderson-Montesano en 1988. Las tipo III o por avulsión son potencialmente inestables y están asociadas a la disociación craniocervical.

Estudios de Imagen

 

Usualmente son lesiones que pasan desapercibidas en proyecciones planas de radiografias, pero una vista donde se aprecie la boca abierta del proceso odontoide puede demostrar la lesion del condilo. En la actualidad con el uso aumentado de las tomografias computarizadas es mas facil y rapido identificar estos tipos de lesiones, especialmente con una proyeccion coronal.

 

Manejo

 

El manejo de fractura de condilo occipital dependen inmensamente de si existe una asociacion o no a dislocación craneo-cervical. La inestabilidad craniocervical es identificada cuando existe un desplazamiento de los condilos cervicales de las masas laterales del Atlas o cuando hay un Test de Traccion (+). Los Anderson-Montesano Tipo I pueden ser tratadas de forma conservadora porque son lesiones estables con riesgo minimo de lesion neurovascular; las lesiones Tipo II se maneja usualmente en el uso de collarin duro; y finalmente las lesiones Tipo III es necesario estudiar la estabilidad de la articulacion craniocervical por medio de la Resonancia Magnetica para descartar una disociación craniocervical, ya que de ser asi se suele optar por la fusion quirurgica occipito-cervical.

 

Pronóstico y Lesiones Asociadas

 

En un estudio retrospectivo, Hanson et al. Revisaron 95 pacientes con 107 fracturas de cóndilo occipital. De acuerdo la clasificación de Anderson-Montesano existían 3, 23 y 65 casos de Tipo I, II y III respectivamente. El 77% tenía lesión unilateral y más de un tercio tenia fracturas cervicales asociadas. En los pacientes con lesión Tipo III, solo 18% tenían disociaciones craniocervicales inestables. Al largo plazo las lesiones estaban más asociadas al trauma craneoencefálico en sí que por consecuencias de las fracturas del cóndilo. Se sugiere entonces en lesiones estables uso de collar rígido por 6 meses y en los casos de desplazamiento leve la ortesis con halo es una opción. La fusión occipito-cervical será el manejo en pacientes con disociación craniocervical.

 

 

BIBLIOGRAFIA

 

  1. Abat, F., Soria, L., García-Casas, Ó., Carrera, I., & Gelber, P. (2012). Fractura del cóndilo occipital. Reporte clínico y revisión de la literatura. Revista Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología56(1), 67–71. https://doi.org/10.1016/j.recot.2011.09.002
  2. ANDERSON, P. A., & MONTESANO, P. X. (1988). Morphology and Treatment of Occipital Condyle Fractures. Spine13(7), 731–736. https://doi.org/10.1097/00007632-198807000-00004
  3. Maserati, M. B., Stephens, B., Zohny, Z., Lee, J. Y., Kanter, A. S., Spiro, R. M., & Okonkwo, D. O. (2009). Occipital condyle fractures: clinical decision rule and surgical management. Journal of Neurosurgery: Spine11(4), 388–395. https://doi.org/10.3171/2009.5.spine08866
  4. Hanson, J. A., Deliganis, A. V., Baxter, A. B., Cohen, W. A., Linnau, K. F., Wilson, A. J., & Mann, F. A. (2002). Radiologic and Clinical Spectrum of Occipital Condyle Fractures. American Journal of Roentgenology178(5), 1261–1268. https://doi.org/10.2214/ajr.178.5.1781261

 

FRACTURA DE CONDILO OCCIPITAL

#FRACTURADECONDILOOCCIPITAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *