FRACTURA DE AXIS

FRACTURA DE AXIS

FRACTURA DE AXIS

FRACTURA DE AXIS FRACTURA DE AXIS FRACTURA DE AXIS axis2
FRACTURA DE AXIS

FRACTURA DE AXIS

Introducción

La fractura del axis o segunda vértebra cervical (C2) tienen múltiples patrones y distintos pronósticos e incluyen las fracturas del proceso odontoides, espondilolistesis traumática (fractura de Hangman o del Ahorcado; 4-7% fracturas cervicales) y las fracturas del cuerpo como tal. Las fracturas del odontoides contribuyen a inestabilidad de la columna superior con lesiones asociadas. Raramente las fracturas odontoides son fatales ocasionando cuadriplejía. En el mundo occidental, hay una creciente incidencia de fracturas del odontoides en comparación con todas las fracturas de columna, esto se atribuye al aumento de personas mayores. En el adulto mayor, las fracturas  de C2 generalmente resultan de caídas simples, mientras que en la población más joven son los traumatismos de alta energía, como los accidentes automovilísticos.

 

Examinación

Las fracturas de la columna cervical superior pueden ir acompañadas de desplazamiento rotatorio o tortícolis. El dolor en la carga axial indica lesiones óseas y, si se encuentra en los niveles de la columna cervical superior, puede ser un indicador de fractura de axis (C2). Hay dolor asociado a la distribución del nervio occipital mayor y existe dolor de cabeza en dicha región.

 

Clasificación

Anderson y D’Alonzo introdujeron la clasificación para fracturas odontoides en 1974 y las dividieron en tipos I a III según la ubicación de la línea de fractura.

 

 

Tipo I: Son raras y representan aproximadamente el 1% de fracturas de odontoides. Representan fracturas por avulsión de los ligamentos alar o apicales en la punta del proceso odontoideo. El mecanismo más probable es la tracción en el plano coronal de los ligamentos alar y puede representar una disociación occipitocervical. Un diagnostico diferencial raro es la no unión congénita de la punta del odontoides (osículo terminal), que generalmente no necesita ninguna terapia específica.

Tipo II: Mayor incidencia entre las fracturas de odontoides (65-74%). Eysel-Roosen y Grauer et al. las subclasificaron con respecto a la orientación de la línea de fractura para facilitar la toma de decisiones sobre si la fijación ventral o dorsal es más aconsejable.

-IIA: se presentan horizontalmente, no desplazadas

-IIB: se presentan con una línea desde la parte superior-anterior a la inferior-posterior, desplazadas y transversas.

-IIC: se presentan desde la parte superior-posterior a la inferior-anterior.

-IIC son las más inestables, anterior-inferior a posterior-superior, son cominutas.

Tipo III: Presentan línea que atraviesa el cuerpo vertebral.

 

Clasificación de Effendi-Levine para fracturas de Hangman.

Tipo I: desplazamiento menos de 3 mm y no muestran angulación. Son resultado de hiperextensión y sobrecarga axial.

Tipo II: traslación significativa y algo de angulación. Son resultado de hiperextensión y sobrecarga axial, seguidas de flexión y compresión. Las fuerzas combinadas producen la ruptura del ligamento longitudinal posterior y el disco.

-IIA traslación leve o nula, pero angulación severa de fragmentos de fractura.

Tipo III: tienen luxaciones facetarias C2-C3 unilaterales o bilaterales concomitantes. El canal espinal se estrecha en este patrón y la lesión de la médula espinal es más probable. Resultado de flexión y compresión, produciendo interrupción completa del complejo discoligamentoso.

Clasificación de Benzel para fracturas del Cuerpo.

Tipo I: patron coronal (predominante) / Tipo II: patron sagital / Tipo III: patron horizontal.

 

Estudios de Imagen

La visualización radiográfica de la columna cervical mediante radiografía simple y tomografía computarizada tiene una sensibilidad de hasta el 100% para la detección de lesiones. Otras fracturas contiguas y no contiguas son comunes con las fracturas de eje, y por lo tanto, se requiere una imagen completa de la columna vertebral. Las fracturas del ahorcado generalmente se pueden diagnosticar en la vista lateral.

 

Manejo

Fracturas de Odontoides: ver anexos Figura 7.

Fracturas del Ahorcado:

Tipo I: tratamiento no quirúrgico exitoso con inmovilización simple de 8-12 semanas.

Tipo II y IIA

-No quirurgico: conservador con yeso Minerva por 4 meses y halo cervical por 9 meses seguido de collar Philadelphia por 1 mes

-Quirurgico: osteosintesis con clavos y fusion o placa C1-C2

Tipo III: Quirurgico con alambre bilateral oblicuo, placas en masas laterales, clavos transpediculares C2-C3

Fracturas del Cuerpo:

Fijacion con tornillos transpediculares, disectomia cervical anterior y colocacion de placa anterior para fusion de C2-C3

 

Conclusiones

La fractura de axis (C2) pone a los pacientes en riesgo de morbilidad significativa. Aunque el tratamiento conservador ha prevalecido durante mucho tiempo, durante las últimas dos décadas han evolucionado técnicas e instrumentos quirúrgicos más refinados. La terapia quirúrgica se ha vuelto más popular y proporciona excelentes resultados en muchos casos. Sin embargo, faltan ensayos controlados aleatorios adecuados sobre el tratamiento y los resultados de la fractura de axis (C2). Las fijaciones quirúrgicas requieren un conocimiento sólido del riesgo inherente de los procedimientos, así como una excelente imagen 3-D de la anatomía individual del paciente para una planificación exacta.

 

 

 

BIBLIOGRAFIA

 

  1. ANDERSON, L. D., & DʼALONZO, R. T. (1974). Fractures of the Odontoid Process of the Axis. The Journal of Bone & Joint Surgery56(8), 1663–1674. https://doi.org/10.2106/00004623-197456080-00017
  2. Effendi, B., Roy, D., Cornish, B., Dussault, R., & Laurin, C. (1981). Fractures of the ring of the axis. A classification based on the analysis of 131 cases. The Journal of Bone and Joint Surgery. British Volume63B(3), 319–327. https://doi.org/10.1302/0301-620x.63b3.7263741
  3. Levine, A. M., & Edwards, C. C. (1985). The management of traumatic spondylolisthesis of the axis. The Journal of Bone & Joint Surgery67(2), 217–226. https://doi.org/10.2106/00004623-198567020-00007
  4. Longo, U. G., Denaro, L., Campi, S., Maffulli, N., & Denaro, V. (2010). Upper cervical spine injuries: Indications and limits of the conservative management in Halo vest. A systematic review of efficacy and safety. Injury41(11), 1127–1135. https://doi.org/10.1016/j.injury.2010.09.025
  5. Yaszemski, M. J. (2006). Proposal of a Modified, Treatment-Oriented Classification of Odontoid Fractures. Yearbook of Orthopedics2006, 253–254. https://doi.org/10.1016/s0276-1092(08)70532-7

FRACTURA DE AXIS

#FRACTURADEAXIS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *